domingo, 9 de marzo de 2014

DIY: Reloj de pared- Wall clock



   Que llego tarde, que llego tarde...es lo que responde el Señor Conejo cuando Alicia le dice que la espere, Alicia en el País de las maravillas es mi cuento favorito. Para que no perdamos la noción del tiempo, he buscado relojes divertidos y que se pueden hacer en una tarde. Sólo necesitaremos el mecanismo de un reloj, puede ser de uno que ya no usemos pero que funcione, un taladro para perforar la base del reloj, 12 elementos para representar las horas que pueden pegarse a la base. En el primer modelo, como  base un triángulo de apilar las bolas de billar y doce bolas de varios colores para las horas; para el segundo modelo se usa la base de madera de una quesera y doce fichas de dominó; y para el tercer modelo un bastidor de bordar como base y doce botones de colores cosidos o pegados para representar las horas. Si tenéis peques, seguro que lo pasan fenomenal pegando bolas de billar, fichas de dominó, botones de colores, cucharillas de plástico o lo que se os ocurra. Tengo uno en mente...cuando lo pueda montar, prometo enseñarlo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario